Un Boricua En Kuwait

¡Pa que tu lo sepas!

Asi Crecimos en Puerto Rico

1 comentario

Viviendo en un país donde hasta muy poco todavía estaban viviendo en casetas con sus camellos en el desierto, me e cansado de escuchar criticas de la mayoría de ex-patriotas. Siempre hablan de que no usan cinturón o que no ponen los bebes en asientos de bebe (aunque de verdad seria mejor que lo hicieran), pero se olvidan que no hace mucho hacíamos lo mismo. Como en Puerto Rico y en los Estados Unidos de America el crimen esta tan alto que no queremos que nuestros hijos salgan a jugar con sus amigos, vemos a los niños jugando y criticamos. Por esa razón quiero recordarles de nuestra infancia usando las palabras de la famosa Puertorriqueña Rosalyn Sanchez. Por favor perdonen por cualquiera palabra ofensiva, no lo escribí yo.

ASI CRECIMOS EN PUERTO RICO

Pero cómo carajo sobrevivimos en nuestra infancia? Si viviste de niño(a)
o de adolescente en los 50. o en los 60, cómo hiciste para sobrevivir?
Los autos no tenian cinturones de seguridad, ni bolsas de aire, ni
tenias que viajar atras en el infant seat. En el auto cabian los que
cupieran, hasta en la falda y al guardia le importaba un carajo.

Si chocabamos y te jodias, nadie le echaba la culpa a no tener el
cinturon puesto. Si te pasaba un “truck” lleno de caña por el lado le
arrancabas una para chupartela o te le guindabas por el lado. Nuestras
cunas estaban pintadas con pintura a base de plomo y a nadie le daba
asma o alergia.

Si hablabas malo te ponian aji en los labios o te
lavaban la boca con FAB. Eso no te causaba traumas,
ni bipolaridad. Cuando montabamos bicicleta no usabamos casco ni
rodilleras, si alguien (un privilegiado) los usaba, le decian “pato”.
Tomabamos agua de la manguera, no embotellada. Se hacian carritos con
cajas de bolas y los echabamos cuesta abajo sin acordarnos que no tenian
frenos y terminaban en los matojos de morivivi y terminabamos pelaos y
sangrando por las rodillas. Nos poniamos en el golpe un pedazo de
papel de inodoro y tape, eso si teniamos suerte. Si no agua y mas nada.

El que tenia el privilegio de tener television veia a Pacheco, Tio
Nobel y la Hora de la Aventura de Sandra Zaiter. De ahi pa la calle
pues llegaba el pai de trabajar y tenia que ver las noticias con
Evelio Otero. En la tarde habia que regresar antes que oscureciera, si
no del castigo o de la correa no te salvabas.

En la escuela los almuerzos eran gratis. No me olvido del pavo desmenuzado y la leche en
polvo. Esos putisimos nutricionistas parece que nunca lo comieron. Los
libros en la escuela eran gratis. Si los escribias la maestra te daba
una pela, la principal tambien, y tu papa ni se diga, te daba otra pa’
entonarte. A pesar de todas esas pelas, salieron medicos, abogados,
ingenieros contables, buenos maestros y alguno que otro hijo de puta.

No teniamos beepers, ni celulares ni I-pads ni blackberry, ni strawberry ni
ninguna de esas berries que nos tienen esclavos. Comiamos limbers, y
piraguas que sabra Dios con que agua las hacian. Azucar en todo y huevos en
cantidades y no habia colesterol ni diabetes. Claro, porque estabamos
jugando todo el tiempo en la calle pues no habia nintendo ni
playstation. Solo los canales 2, 4, 6 y a veces el 11 si el papel de aluminio que le
ponias a la antena te funcionaba.

Haciamos gallitos. jugabamos pelegrina. al esconder, y veo veo. Haciamos bazookas
con latas de habichuela y tape negro que se llenaban de liquido de lighter y explotaban
como el diablo. Nadie llamaba al guardia, pero llamaban al papa y la pela te la llevabas.
Teniamos disco party de marquesina, con tang y galletitas Ritz, sin olvidar los
sandwhichitos de mezcla y agujita y su combo.

Caminabamos a la escuela pues eso de carro publico era para la HI. Los juegos de
pelota eran con un palo de escoba y una bola de papel con tape a la vuelta redonda.
Si eras hijo de puta Santa Claus no te traia nada. Disfrutabamos de las verbenas
de la iglesia católica y tu papa se la pasaba en el kiosko con la fria, pero no había
problemas de alcohol.

En tu casa siempre habia comida, aunque fuera arroz y habichuelas o vianda con bacalao.
Hoy en dia el “nene” quiere Nuggets o Burger King. Lo que falta es que lo dejen dos dias
sin comer para que veas si se come el bacalao. Lo mas sucio y depravao de aquella
época era Alvarez Guedes con sus chistes.

No habia Hagen Daz ni Baskin Robbins, si tenias suerte solo los chinitos. Nadie estaba
pendiente de la dieta. Te daban aceite de bacalao y las frutas que te comías de los
arboles frutales del barrio. Tomabas cafe con leche acabadito de colar en una
media: que capuchino, ni moccachino, ni que mierda!

Pero la gran pregunta es, como sobrevivimos? Pues, porque teniamos AMIGOS, de
carne y hueso que veiamos todos los dias, que nos consolaban cuando estábamos
tristes, nos tapaban cuando metiamos la pata, que en las buenas y en las malas
nos apoyaban y no nos fallaban.

Anuncios

Autor: UnBoricuaenQ8

I am a Chef/Restauranteur currently operating Caribbean Hut Restaurant in Kuwait. It is the first and only Puerto Rican restaurant currently in the Middle East. It is my ambition to bring Puerto Rican Cuisine to an international level. As I am a Conservative Muslim and have certain restriction when it comes to cooking I feel that this has helped me mold traditional Puerto Rican recipes into Halal meals that can be enjoyed by everyone, Muslim and Non Muslim.

Un pensamiento en “Asi Crecimos en Puerto Rico

  1. Extraordinario! Me encanto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s